PerfectGO Cork              PerfectGO Logo

un buen vino merece un tapón perfecto
 
La tecnología PerfectGO permite realizar análisis unitarios de los tapones de corcho, creando lotes 100% sin TCA*.

Este proceso automatizado es una innovación en la industria del tapones y el inicio de una revolución:
la eliminación total del "sabor a corcho" de los tapones de corcho.

Al combinar la tecnología PerfectGO con las cualidades irreprochables del tapón de corcho natural, garantizamos que el ritual del vino sea
SIEMPRE una experiencia perfecta.

* contenido de TCA cedible para cada uno de los tapones de corcho por debajo del nivel de detección de 0,5 ng/L;
Método de análisis realizado conforme a la norma ISO 20752.

Tapón de Corcho

El corcho es un tejido vegetal natural proveniente de la corteza del alcornoque (Quercus suber, árbol que puede vivir de 150 a 200 años) que está constituida por un agrupamiento de pequeñas células estancas con forma, estructura y disposición muy particulares.

Todas las propiedades físicas del corcho tienen por base directa o indirecta su estructura celular única: ligereza, gran elasticidad, gran resistencia mecánica y excelente impermeabilidad (a los líquidos y prácticamente a los gases).

El corcho, producto natural y renovable, es entonces transformado dando origen a numerosos productos muy útiles en dominios variados que van desde el Artesanía hasta la Ingeniaría Aeroespacial.
 
El grupo Lafitte se ha especializado en la producción de tapones de corcho: decidimos dedicar toda nuestra energía y saber hacer para obtener lo mejor de este material natural único.

TIEMPO, es lo que el corcho necesita para crecer.

El primer descortezamiento o primera saca, sucede cuando el árbol tiene más de 20 o 30 años. Se trata de un corcho natural único llamado “llamado corcho virgen” con 5 a 6 cm de espesor, que es duro y con muchas fisuras.

Ese corcho, poco elástico, no podrá ser utilizado en la fabricación de tapones de corcho.

Cuando se saca del alcornoque el “corcho virgen”, se forma, durante un período de 9 a 12 años, un nuevo corcho más suave pero con algunas fisuras, llamado corcho de reproducción o secundario.

Sólo después de 30 a 45 años de la plantación empieza finalmente la cosecha del corcho de reproducción amadia, que se cosecha cada 9 a 12 años.